Shop Mobile More Submit  Join Login
About Artisan Crafts / Professional Sir Sabbhat AvialcarMale/Mexico Groups :iconprosaicos: Prosaicos
Escribir, Criticar, Divertirse
Recent Activity
Deviant for 11 Years
Needs Core Membership
Statistics 1,307 Deviations 21,093 Comments 132,617 Pageviews
×

Newest Deviations

Random Favourites

Wishlist

Groups

:iconifotografo: :iconprosaicos:

Activity


Catarsis
“De mi demonio y el amor”


Ese quince de octubre fue la herramienta perfecta para que el tiempo se detuviera. Su beso hasta entonces considerado  imposible llegó intempestivamente; un instante efímero que recordarás por el resto de tu vida. Sus labios de canción  abrevaron en los tuyos y recordaste que hay golpes tan fuertes en la vida que no sabes; la vida no es muy seria en sus cosas. Casi un año después de su primer contacto visual pudiste sentir a un dios inasible que te ahogaba. Sentiste su aliento cerca de tu rostro y sólo pensabas en correr lejos, muy lejos.

En la ineludible plática posterior a ese beso, descubriste que otras personas estaban en su vida aparte de ti. Su novio (algo bastante lógico) y tu mejor amigo. (Sí, parece recurso de novela de folletín pero así fue). Es decir que compartías su pensamiento y hasta sus besos con otra persona: tu amigo. El novio te importaba poco, estaba en Europa estudiando y ella no pensaba mucho en él. De cualquier modo estabas compitiendo con un tercero.  Después de esa fecha, pasaron veinte días de citas, canciones, cafés  y algunas palabras furtivas en rincones casi secretos de nombre impronunciable. Ya era noviembre y estabas a punto de enloquecer porque ella no se decidía por ti.

Tu breve carrera como percusionista se vio impulsada por una invitación para acompañar a una soprano y a un pianista en un pequeño recital para toreros y empresarios españoles. El lugar como un preludio a lo que podría pasar: el mágico Palacio de Bellas Artes en la sala Manuel M. Ponce. En ese momento sólo pensaste en una persona para debutar en esos territorios: ella.  Querías que te estuviera observando, que eras un gran músico, un gran artista. Tal vez así se decidiría por ti.

El número musical salió más que decoroso considerando que habían ensayado el mismo día las cinco canciones del programa. Ella estaba en la doceava fila de la sala. Impecablemente vestida, sus ojos observaban cada movimiento que tú hacías con las baquetas, su sonrisa te impelía a percutir tu instrumento cada vez mejor. Fue un muy buen día, pensabas mientras platicaban en la terraza probando un vino tinto. Ella no dejaba de sonreír y tú de enaltecer el ego con todas las felicitaciones que te llegaban. Fue un muy buen día, repetías.

Después la invitaste al bar donde celebrarían la presentación tus amigos. En un momento estaban solos en algún rincón oscuro de ese moderno locus amenus. Intercambiaron palabras de amor y ciertas caricias impúdicas. Tu sangre hervía casi al ritmo de los latidos de su corazón. Bajo las luces rojas del lugar, su cuerpo se presentaba frágil e inofensivo, pero voraz y amenazador. Tus dedos recorrían todo lo que su ropa te permitía. Sus ojos tenían una curiosa mirada mezcla de ternura y lascivia. Su voz parecía la de una sirena y  te sentías como un moderno Ulises atado a un mástil. Llegó la hora de irse; la invitación obligada llegó casi inmediatamente: ¿quieres ir a mi casa? Tardó un poco pero contestó afirmativamente.

¿Quién lo diría? Fue un año de versos, canciones, flores, miradas, llamadas por teléfono, lágrimas, etc. Largos meses en los que pedías su amor y  lo veías vedado para ti.
Ahora, casi doce meses después de que la conociste y veintiún días después de su primer beso está ahora desnuda en tu cama. Respirando suavemente con los labios entreabiertos. Su cara se mantiene sin expresión y sólo un ligero cansancio se dibuja en los pequeños movimientos involuntarios de su bello cuerpo. La observas y sonríes. La amas. Sus brazos abiertos y sus piernas cerradas evocan dulces palabras olvidadas. Su lengua encontró tu cuerpo y te reconcilió con la vida. Te recuerda que estás vivo; cada vez que uniste tu cuerpo al suyo cobijados por el silencio de la noche  lo recuerdas. Su cabello se derrama en tu almohada. Tú sigues fumando el último cigarro y ves que está amaneciendo. Le tienes miedo al sol. Tal vez sea la señal para que despiertes y percibas que estás soñando; pero no, no es así. Tiras la colilla y corres hacia la cama. Levantas la sábana y la abrazas.
Ciñe su cintura, no te separes, ahí estás bien. Roza su mano con tus labios entreabiertos y duérmete, más tarde te explicará el mundo con sus besos. Que no importe si tienen tiempo, en unos minutos, han vivido para siempre.
Me gusta ver el cielo
con negros nubarrones
y oír los aquilones
horrísonos bramar,
me gusta ver la noche
sin luna y sin estrellas,
y sólo las centellas la tierra iluminar.

Me agrada un cementerio
de muertos bien relleno,
manando sangre y cieno
que impida el respirar,
y allí un sepulturero
de tétrica mirada
con mano despiadada
los cráneos machacar.

Me alegra ver la bomba
caer mansa del cielo,
e inmóvil en el suelo,
sin mecha al parecer,
y luego embravecida
que estalla y que se agita
y rayos mil vomita
y muertos por doquier. Que el trueno me despierte
con su ronco estampido,
y al mundo adormecido
le haga estremecer,
que rayos cada instante
caigan sobre él sin cuento,
que se hunda el firmamento
me agrada mucho ver.

La llama de un incendio
que corra devorando
y muertos apilando
quisiera yo encender;
tostarse allí un anciano,
volverse todo tea,
y oír como chirrea
¡qué gusto!, ¡qué placer!

Me gusta una campiña
de nieve tapizada,
de flores despojada,
sin fruto, sin verdor,
ni pájaros que canten,
ni sol haya que alumbre
y sólo se vislumbre
la muerte en derredor.

Allá, en sombrío monte,
solar desmantelado,
me place en sumo grado
la luna al reflejar,
moverse las veletas
con áspero chirrido
igual al alarido
que anuncia el expirar.

Me gusta que al Averno
lleven a los mortales
y allí todos los males
les hagan padecer;
les abran las entrañas,
les rasguen los tendones,
rompan los corazones
sin de ayes caso hacer.

Insólita avenida
que inunda fértil vega,
de cumbre en cumbre llega,
y arrasa por doquier;
se lleva los ganados
y las vidas sin pausa,
y estragos miles causa,
¡qué gusto!, ¡qué placer!

Las voces y las risas,
el juego, las botellas,
en torno de las bellas
alegres apurar;
y en sus lascivas bocas,
con voluptuoso halago,
un beso a cada trago
alegres estampar.

Romper después las copas,
los platos, las barajas,
y abiertas las navajas,
buscando el corazón;
oír luego los brindis
mezclados con quejidos
que lanzan los heridos
en llanto y confusión.

Me alegra oír al uno
pedir a voces vino,
mientras que su vecino
se cae en un rincón;
y que otros ya borrachos,
en trino desusado,
cantan al dios vendado
impúdica canción.

Me agradan las queridas
tendidas en los lechos,
sin chales en los pechos
y flojo el cinturón,
mostrando sus encantos,
sin orden el cabello,
al aire el muslo bello...
¡Qué gozo!,¡qué ilusión!
Mujer-niña-escorpión-mariposa-murciélago-rosa


Cada pétalo que murió se transformo
en polvo y veneno,  en sangre y polvo
nocturna violenta has cambiado
en menos de lo que se piensa un encanto
dueles porque has de saber dulce
y envenenas como si tu lluvia fuera un regalo
que extingue el calor,
sé que no podría ser mejor
eres la crisálida y el veneno,
eres la noche y la belleza
la a temporalidad de un cuerpo que muta
el aliento eterno de una alegría que no está vencida
por ninguna melancolía,
que instante perfecto,
mirarte volar  o verte asestar  el golpe
para crear el arte…
niña-mujer, escorpión-mariposa, murciélago-rosa,
divina abstracción del tiempo que no se rinde.
Azota ya  nuestros futuros
vamos a encontrar en otro tiempo y en otro lugar,
las cadenas del tiempo y el espacio
mi espíritu se eleva deja que estos brazos mortales abracen la vida que antes existió,
este tiempo y en este lugar,
tráeme aquí y llévame allí para así ocupar su lugar,
trae a hasta mí quiero ver,
cruzar la historia desde este lado.
El frió perfume del invierno

Hoy encuentro
los espacios
que no puedo dejar de imaginar
ni dibujarlos para tenerlos
pronto perderé
me cansare
del soplo…
viajare,
y al anochecer hundirme,
un día hundirme
en el laberinto rojo
de tus labios
cambiando mundos.
Ahir em van preguntar perquè et segueixo parlant; saps que vaig respondre perquè t'estimo i perquè es no tens a ningú, però això és molt simple, perquè gent com tu no és fàcil (i potser mai és fàcil), i gent com jo definitivament és simple i ximple, i no crec que entenguessin tot el que ha passat ... el temps, és el temps, el passat és el que em va portar avui, i estic feliç de viure i de vegades m'espanta pensar que ja he viscut tant que ja em sento cansat que no tinc més i que encara no sóc tan vell com em sento ... i la veritat prefereixo passar de mi, de el món de la gent, tu em vas veure com a home i no com mounstro, el teu vas creuar el món per veure i no vas decidir posar un pretext ximple per no quedar amb mi, tu li vas somriure a la mort, quan aquesta es podria, el teu vas pintar de colors, una habitació fosca, i sembla que em vas voler de veritat, perquè llavors ¿perquè no hauria voler-te, estimar-te buscar-te, i parlar? .. . qui més ha fet alguna cosa per mi ... només tu, la mort i la bogeria ...

Journal History

deviantID

Sabbhat
Sir Sabbhat Avialcar
Artist | Professional | Artisan Crafts
Mexico
Esto que ves soy yo,
ni mas ni menos.
Un pedazo de ser…
un trozo de no humanidad…
un puñado de risas
un montón de sueños.
Una cuota de locura…
un pedazo de dulzura
con toda mi sinceridad.

Sir Sabbhat nace en la ciudad de México un septiembre del año 1983, donde reside actualmente.

Es poeta y cuentista, así como fotógrafo, tiene localizado su motor de vida en la literatura, la cual influye en su creación fotográfica, tal es el caso que casi siempre una fotografía viene acompañada de su propio poema o cuento, lejos de convertirse en un complemento, la alquimia de imágenes y letras son el núcleo de su obra. Mezcla calaveras, flores, y ángeles; entrecruza demonios y conjuros por igual Historiador de Profesión, es especialista en Edad Media y época colonial en México.

Caballero de la orden de Santiago. Sadico escritor y artista excéntrico.
Interests

AdCast - Ads from the Community

×

Comments


Add a Comment:
 
:iconbadzka:
Badzka Featured By Owner 2 days ago  Professional Photographer
Heey! thanx for your likes and for the support
I invite you to follow me in Instagram Badzka
Thanx again! Keep dreaming
Reply
:icondanieluzca:
danieluzca Featured By Owner Jan 26, 2016
Gracias por el fav!! :D
Reply
:iconsabbhat:
Sabbhat Featured By Owner Jan 6, 2016  Professional Artisan Crafter

El frió perfume del invierno

 

Hoy encuentro

los espacios

que no puedo dejar de imaginar

ni dibujarlos para tenerlos

pronto perderé

me cansare

del soplo…

viajare,

y al anochecer hundirme,

un día hundirme

en el laberinto rojo

de tus labios

cambiando mundos.

Reply
:iconpesadillaenunagujero:
pesadillaenunagujero Featured By Owner Oct 3, 2015
gracias por los favs sab¡ :)
Reply
:iconsabbhat:
Sabbhat Featured By Owner Oct 20, 2015  Professional Artisan Crafter
no de que a ti, ahh amo ese logo tuyo de pesadilla en un agujero es lo mas aun lo quiero en un parche para una chupa
Reply
Add a Comment: