Shop Mobile More Submit  Join Login
About Artisan Crafts / Professional Member Sir Sabbhat AvialcarMale/Mexico Groups :iconprosaicos: Prosaicos
Escribir, Criticar, Divertirse
Recent Activity
Deviant for 10 Years
Needs Premium Membership
Statistics 1,260 Deviations 21,074 Comments 126,346 Pageviews

Newest Deviations

Random Favourites

Wishlist

Groups

:iconifotografo: :iconprosaicos:

Activity


Existe un lugar donde van todas las cosas perdidas. Una ciudad hecha con montañas de juguetes rotos, llaves, carteras, paraguas. Un océano de teléfonos móviles con sus pantallas verdosas apagándose y encendiéndose. Hay libros dejados en el metro, monedas, notas de todos los tipos y colores. También a lo lejos pueden verse infancias, voluntades, esperanzas, sueños... alegrías aleteando en bandadas grises.

Incluso hay personas, caminando solitarias por esas calles sin saber muy bien dónde están.

Sobre ese horizonte de rascacielos formados por cosas viejas se abre un cielo oscuro y turbulento. Un remolino que de vez en cuando absorbe aquí y allí alguno de los objetos, si por casualidad son recuperados por sus dueños.

¿Y cómo lo sé? Porque yo he viajado allí, al abismo, en busca de una niña de cabellos rubios y ojos grandes. Para conseguirlo he dejado mi trabajo, he quitado mi nombre del buzón, he abandonado a mis amigos. He borrado cada fragmento de mí de la mente de otros hasta desvanecerme. Y ser nada.

Pero cuando la encuentre tendré que volver de alguna manera, y sólo hay una llave para escapar del olvido: que alguien piense en mí. Por eso te he mandado esta carta. Ahora me conoces. Y aunque sólo sea un segundo me imaginarás allí abajo, mirando hacia las nubes, al torbellino, con ella abrazada a mí, dispuesto a emprender el vuelo. Sólo falta una cosa.

Mi nombre es...
Nombre
Prosa poética o poema prosificado... Sabe que podría bromear, darle un nombre, pero no quiero pinchar la burbuja onírica por un capricho de un momento. Un aplauso.
Loading...
Esta historia ocurrió hace algún tiempo, en realidad para ti que lo lees ocurrió hace bastante tiempo. Es la historia del último aquelarre que se gestó en Europa.



Hablamos de un tiempo en el que la magia, los hechizos y las maldiciones gozaban de esplendor. Un tiempo donde seres extraordinarios convivian con la raza humana, donde animales como el unicornio eran reales gracias a las brujas.

En este último aquelarre fue donde comenzó el principio del fin de esta gran época. Justamente hablamos del día que posteriormente se llamaría Samhain, día de los muertos o Halloween.



Estábamos todas las brujas reunidas esperando a que se presentara el señor oscuro, Satanás, para llevar a cabo la gran ofrenda como señal de respeto y alianza. Pero no salió como esperábamos y desató toda su ira contra las allí presentes. Hubo muchas bajas y se perdió gran parte de la magia.



Entre las que pudimos escapar, nos refugiamos en cuevas ocultas y nos repatimos por los lugares más insólitos de la Tierra, decidimos llevar una doble vida y ocultar nuestra verdadera identidad. Usamos la magia para protegernos.Sabíamoss que el último lugar donde el señor oscuro buscaría a sus enemigos sería entre sus propias filas. Así que, con la poca magia que quedaba creamos el conjuro para crear el lesbianismo. Al ser consideradas infieles y malvadas por las creencias reinantes seriamos mejor acogidas por las almas oscuras y el camino del mal.



Desde entonces, todos los años aprovechamos esta festividad para rememorar aquel día y conseguir nuevas brujas para seguir creciendo y haciéndonos fuertes para el día de nuestro regreso.

Por un fallo en el hechizo, surgieron lesbianas que no son brujas. Por eso necesitamos comprobar si en su interior duerme la magia. Tenemos que ponerlas a prueba de una forma que no sepan que es magia ni para brujas. Esa prueba se esconde bajo la apariencia de sexo.



Primero tenemos un encuentro a solas con la escogida. Yo personalmente lo hago así. El sexo oral es un preludio, empiezo con unos mordisquitos por las ingles intercalados de lametones por la vagina, para que vaya lubricándose. Según va cogiendo humedad, voy aumentando el placer. Introducirle un dedo en la vagina a la vez que succiono y estimulo el clítoris con la lengua hace que pase a un nivel superior. Le froto uno de mis pezones por su vagina y luego voy poco a poco deslizándome hasta sus pechos y hasta que llego a juntar mi boca con la suya. Según jugamos ambas con la lengua aprovecho una de mis piernas que he dejado entre las suyas para moverla y acariciarle su zona púbica con ella. De vez en cuando aprieto mi rodilla contra su cuerpo para que note esa presión en su vagina. El siguiente paso es ponerme encima suya y hacer un 69. Pero mientras ella me da sexo oral, yo he pasado a mayores y la penetro con uno, dos o tres dedos, según el nivel de excitación que tenga. No le dejo ni un segundo de descanso en sentir placer. Mi objetivo es hacer que llegue cuanto antes al orgasmo. Es la forma de liberar la posible magia que guarda en su interior

Según voy notando como se le inunda la vagina en fluidos y como va dejando de darme placer a mi para retocerse ella y gemir, yo voy intensificando mis movimientos de dedos por su interior. Hasta que con una mano estoy masajeándole el clítoris y con la otra jugando con su punto G. Cuando llega al clímax del orgasmo, me empleo a fondo en darle placer.



En ese momento es cuando hay que aportar un poco de magia para que si alberga magia en su interior se despierte y se desate. Si la tiene el resultado es que nos teletransportamos a la gran cueva donde están todas las nuevas brujas. Ahí, como si de su propia fantasía sexual se tratase, es cuando su magia comienza a desarrollarse, y luchar contra la magia de las otras chicas. El hechizo afecta a su mente para que se liberen de sus perjuicios y sean libres. Mientras luchan sus poderes por ver cual es el más fuerte, para ellas en su mente solo es un juego sexual donde unas sacan su lado sumiso y se convierten en meros juguetes de las que han sacado su lado más dominante. Parejas, trios, harenes, todo sirve, cuanto más ansias de placer, más obtienen. Pueden manejar a las sumisas a su antojo. Estas dominadoras son las candidatas para convertirse en brujas. Cuantas más sumisas sean capaces de tener y de que les den placer, más puntos tienen. al igual que cuanto más perversiones consigan realizar, estarán más cerca de ser una de nosotras. Según sea de fuerte su deseo sexual, así de fuerte es su poder de dominar la magia que hay en su interior.

Al final solo una de ellas conseguirá llegar al fin del camino y convertirse en bruja como nosotras y recordar todo. El resto de mujeres solo se quedará en un sueño de fantasía sexual que han tenido y no recordarán nada más.



Así poco a poco nos estamos reagrupando para volver a ser fuertes, porque más pronto que tarde, nos volveremos a reunir, juntaremos todas nuestras fuerzas, y volveremos a reinar por encima del bien y del mal sobre nuestros dominios que nos fueron arrebatados.
Me encuentro mirando cómo la gente sube y baja por la calle más transitada  de la ciudad, mientras me tomo un café en la terraza de un bar repleta de gente. Siempre me a gustado observar a la gente y jugar a adivinar sus vidas. Observo a mí alrededor con lentitud observando los detalles más insignificantes como si fuera un detective. A mi derecha una familia da de merendar a su bebe mientras ríen y juegan con él. Sonrió por mis adentros, pues me parecen encantadores. Sigo inspeccionando y un poco alejados pero no lo suficiente para no verlos, se encuentran una parejita joven….muy joven, besándose y mirándose con cara de enamorados, con las sillas pegadas para poder acurrucarse juntos, él la abraza con un brazo. La imagen es tierna, sin embargo, se me escapa la risa al ver el bulto en los pantalones del  muchacho y es entonces cuando me fijo que tiene la mano libre cerrada en un puño. Dejo mi mente fantasear y me creo la idea de que ella es virgen y el chico está esperando el momento en que ella esté preparada. Sin duda es tierno, pero el pobre debe pasarlo muy mal y sonrió al recordar cuando me pasó a mí. ¡Qué suerte que esos años quedaron atrás!.

Tomo un pequeño sorbo de mi café y sigo con mi juego recorriendo con la vista la terraza del bar. Unos ojos de un azul como el mar chocan con los míos. Nos quedamos mirando unos instantes, hasta que avergonzado desvió la vista, sin embargo, esos ojos me han llamado demasiado la atención y necesito echar otro vistazo a la persona que los posee. Con disimulo vuelvo a mirar y esta vez la contemplo con admiración. Su tez  morena aun hace resaltar más sus  ojos brillantes, va vestida muy formal, con un vestido asimétrico purpura ( largo de atrás y corto por delante) que deja ver sus hermosas piernas y  con escote de palabra de honor. La contemplo con admiración, pues parece una obra de arte.

La chica misteriosa vuelve a mirarme con una expresión fría y me estremezco, pues soy consciente que la estaba mirando con descaro y temo que vaya a llamar al camarero para que me eche de aquí. Por eso, aun me sorprende mas cuando de golpe me sonríe con picardía y me guiña un ojo, dejándome sin habla. Empieza a acariciarse el brazo izquierdo con lentitud y muy pegado a su pecho, poco a poco va alzando su brazo con la clara intención de realzar sus atributos femeninos, no hace falta decir que consigue su propósito, mi mirada esta fija en ellos y una corriente de deseo empieza a inundar mi interior. Quiero verlos más de cerca, quiero sentir su suavidad en mis manos y ver como esos pezones se endurecen por mis caricias. Agito la cabeza con brusquedad intentando apartar estos pensamientos de mi cabeza. Cuando vuelvo  a mirar no puedo evitar abrir los ojos en desmesura de la sorpresa, pues ella ahora se encuentra reclinada a la mesa como si estuviera leyendo con las diferencias que uno de sus dedos juega con su labio inferior y está sentada con las piernas abiertas mostrándome su máxima intimidad. Sonrió  y le guiño un ojo de la forma más sexy que soy capaz. El camarero aparece ante su mesa. Mientras hablan me distraigo un momento y contemplo a toda la gente de mi alrededor ajena a lo que está sucediendo entre la hermosa muchacha y yo.

Vuelve a estar sola .Esta vez está escribiendo algo y yo fantaseo en poseerla, en llevarla algún rincón apartado y hacerle el amor como nadie haya hecho. Me desabrocho la camisa, tengo muchísimo calor a causa de esta lujuria que me invade.

Veo como la chica misteriosa le entrega un papel al camarero y en segundos el papel llega a mi. Lo abro extrañado e impaciente pues me espero cualquier cosa,. Corrijo, me esperaba cualquier cosa menos esto.

“Aquí y ahora, muéstrame como te tocas pensando en mi.”

Si estuviera en plenas facultades ni siquiera hubiera pensando en acceder, sin embargo, el cuerpo ganaba a la mente y ni mi plantee negarme a su petición. Baje mi mano disimuladamente hacia mi entrepierna con intención de liberarme de esa presión que me ejercía el pantalón. Soy consciente que estoy rodeado de gente y me da pavor que me descubran pero a la vez mi excitación aumenta con creces. Meto mi mano en el calzoncillo y bajo lentamente hasta tocar mi miembro que esta como loco para entrar en acción. Intentando mostrar un rostro tranquilo, empiezo a darme placer con movimientos lentos pues temo que como acelere el ritmo el juego termine pronto. Al otro lado veo a la mujer mordiéndose sus delicados labios observándome con deseo y mi pasión aumenta con fuerzas.

Ella vuelve a mostrarme su sexo bien depilado y mientras me toco pienso que se lo estoy haciendo con  fiereza. Estoy a punto de llegar al clímax cuando veo como ella se levanta con disposición de irse.” No, ahora no” grito en mi cabeza.  Me subo la cremallera  a la velocidad del rayo, y corro tras ella.

Cuando llego a su altura, le  agarro por el brazo para que se gire.

Ahora puedo contemplarla de pie y aun me apasiona mas, es una mujer esbelta con unas bonitas curvas bien marcadas con ese vestido tan ajustado, sus ojos brillantes  me miran con diversión, me siento humillado pues me doy cuenta que ha estado jugando conmigo. Me dedica una sonrisa cálida junto con un beso muy cerca de mis labios. Sin decir nada, vuelve a voltearse y sigue andando sin mirar atrás y no tardo en perderla de vista entre la gente, sin embargo, yo sigo mirando al horizonte sonriente pues soy consciente que he vivido uno de los momentos más excitantes de mi vida.
Noche de verano, ni muy calurosa de las que se pegan hasta los deseos y las palabras, ni fría de esos simulacros de estación cálida que existen en algunas ciudades en las que no hace ni calor a 40 grados a la sombra. Un parque, cualquiera de Madrid, que podría ser el Parque de las Tetas vallecano, bonito nombre por cierto, el Parque Norte de la zona ídem de Madrid, o tal vez el Juan Carlos I, tan bonito con sus chorros de agua de día y sus cientos de rincones y recovecos para perderse de noche y jugar a estar perdido... y que sólo te encuentre quien quiera y cuando quiera (es decir, cuando yo quiera, que sería lo más propio). Pero no, sólo te has sentado a leer, algo muy inocente para lo que alguien puede pensar al ver a una jovencita vestida con casi nada, la indumentaria propia del verano para un cuerpo como ése, vaya.

Es gracioso el arte que tienes para sujetar el móvil de soslayo en esa función linterna que casi nadie sabe para qué sirve realmente, aparte de para leer en un parque cualquiera, por supuesto. Precioso contraste entre la tenue luz que te rodea y el intenso haz que apunta a las letras desordenadas sobre ese hatillo de hojas posado, casi acariciando tus rodillas y pantorrillas desnudas. Te miro e imagino qué lees, e intento adivinar por tu expresión inocente la temática que te hace sonreír grácilmente mientras pasas hojas con ese movimiento tan sensual que se produce en un minisegundo… Sí, me refiero al proceso de mojar tu dedo con la punta de la lengua, acercarlo a la página y pasar de página con decisión, como quien cambia de amante en una época especialmente intensa de su vida, como quien abre o cierra las piernas una noche, una semana, un par de veces o toda una vida.

Sabes que estoy, y que te estoy mirando, pero algo te dice que no hay peligro. Tal vez eres demasiado inocente, o te puede el morbo de la situación... si es que lo tiene, porque posiblemente sólo exista en mi cabeza, intoxicada tras horas y horas de porno, e incluso de cientos de relatos eróticos leídos e imaginados. Morbo, deseo, inocencia, libros y arte, ¡qué buena combinación!, ¿verdad? No lo sé, a lo mejor es una tontería, pero hace rato que me estoy fijando que te mojas el dedo pero no guardas la lengua a la velocidad del colibrí precisamente mientras pasas la hoja sin dejar de mirar hacia mi lado, hacia mis ojos, hacia mi mirada… ¿Porqué no?, pienso rápido, como he leído en tantos y tantos relatos, o he visto en tantos vídeos en los que no existe la ropa más que, como mucho, adornar la estancia como pura pieza de atrezzo cualquiera sobre el suelo.

Ahora tu sonrisa aparece clara de medio lado, intensa, graciosa, sensual y sutil, como me gusta. Y la linterna ficticia hace señas para que me acerque, incluso me parece ver cómo tu camiseta tan fina empieza a hacerme señas para que haga caso a tus ojos apuntándome directamente desde tus pezones. Sonrío yo también y te digo con la mirada que sí, que te deseo aún sin saber tu nombre ni tu edad ni realmente qué haces en el parque haciendo que lees a estas horas de la noche. Me levanto haciendo ademán de acercarme, a la par que tú dejas caer el libro suavemente sobre la hierba, y conforme doy los dos primeros pasos hacia ti puedo leer el título del capítulo en el que te habías quedado atascada entre la madeja de mis ensoñaciones e intenciones… “Caperucita Roja” parece que pone…
Cuentos y lecturas
Una noche de verano, un parque, alguien lee y alguien observa cómo alguien lee...
Loading...
Esa noche entre sueños y esperanzas cruzaste la puerta,
vestida de rock and roll  te miramos gritando señorita,
pero al escuchar tus pasos supe que eras una lady
Lady underground
pestida de Prada  en México
componiendo el mundo devastado por tu pasado extraño
catalana hermosa
gallega misteriosa…
Y vas de Turisas,
Falconer y Slayer
no importa yo te he puesto un par de The Cure
chica extraña, perdida  y sola
siempre serás como el cielo
mi niña, la señorita, la lady underground.
Walter Benjamin dijo una vez que la primera experiencia que el niño tiene del mundo no es que "los adultos son más fuertes, sino su incapacidad de hacer magia". La afirmación, efectuada bajo el efecto de una dosis de veinte miligramos de mescalina, no es por esto menos exacta. Es probable, en efecto, que la invencible tristeza en la cual se sumergen cada tanto los niños provenga precisamente de esta conciencia de no ser capaces de hacer magia. Aquello que podemos alcanzar a través de nuestros méritos y de nuestras fatigas no puede, de hecho, hacernos verdaderamente felices. Sólo la magia puede hacerlo. Esto no se le escapó al genio infantil de Mozart, quien en una carta a Bullinger señaló con precisión la secreta solidaridad entre magia y felicidad: "Vivir bien y vivir felices son dos cosas distintas; y la segunda, sin alguna magia, no me ocurrirá por cierto. Para que esto suceda, debería ocurrir alguna cosa verdaderamente fuera de lo natural".

Los niños, como las criaturas de las fábulas, saben perfectamente que para ser felices es preciso tener de su lado al genio de la botella, tener en casa el asno cagamonedas o la gillina de los huevos de oro. Y en cada ocasión, conocer el lugar y la fórmula vale mucho más que proponerse honestamente y dedicarse con todas las fuerzas a alcanzar un objetivo. Magia significa, precisamente, que nadie puede ser digno de la felicidad; que como sabían los antiguos, la felicidad, para el hombre, es siempre hýbris, es siempre arrogancia y exceso. Pero si alguien llega a reducir la fortuna con el engaño, si la felicidad depende, no de lo que esa persona es, sino de una nuez encantada o de un ábrete-sésamo, entonces y sólo entonces puede decirse verdaderamente feliz.

Journal History

deviantID

Sabbhat's Profile Picture
Sabbhat
Sir Sabbhat Avialcar
Artist | Professional | Artisan Crafts
Mexico
Esto que ves soy yo,
ni mas ni menos.
Un pedazo de ser…
un trozo de no humanidad…
un puñado de risas
un montón de sueños.
Una cuota de locura…
un pedazo de dulzura
con toda mi sinceridad.

Sir Sabbhat nace en la ciudad de México un septiembre del año 1983, donde reside actualmente.

Es poeta y cuentista, así como fotógrafo, tiene localizado su motor de vida en la literatura, la cual influye en su creación fotográfica, tal es el caso que casi siempre una fotografía viene acompañada de su propio poema o cuento, lejos de convertirse en un complemento, la alquimia de imágenes y letras son el núcleo de su obra. Mezcla calaveras, flores, y ángeles; entrecruza demonios y conjuros por igual Historiador de Profesión, es especialista en Edad Media y época colonial en México.

Caballero de la orden de Santiago. Sadico escritor y artista excéntrico.
Interests

AdCast - Ads from the Community

Comments


Add a Comment:
 
:iconsabbhat:
Sabbhat Featured By Owner Feb 23, 2015  Professional Artisan Crafter
quien fuera tu amor mireia, quien lo fuera... que envidia le tengo ya quisiera ser el el mejor apra quew tu me quisieras
Reply
:iconivoturk:
ivoturk Featured By Owner Feb 16, 2015  Hobbyist Photographer
Thanks a lot for the favs!
Reply
:iconsabbhat:
Sabbhat Featured By Owner Dec 31, 2014  Professional Artisan Crafter
Me ha gustado leerte, no me gusto mucho lo que escribiste,   lo digo lo que dices porque  en la forma en que lo dices esta muy guay es increible lo bien que escribes ya escribes mejor, me molas mucho, pero bueno  si me encanta leerte siempre, y te extraño y te amo... y soy tonto
 nada mas sigue brillando y opacaras a la luna  nadie es mejor que ti
Reply
:iconlulu-fayette:
Lulu-fayette Featured By Owner Nov 9, 2014
Thanks for the watch!
Reply
:iconlulu-fayette:
Lulu-fayette Featured By Owner Oct 27, 2014
Thanks for the fav :)
Reply
Add a Comment: